En esas semanas en las que rompes con la dieta aprovecha los domingos para reflexionar y arreglar los errores cometidos con estos 5 trucos:

Detecta los errores. Antes de asustarte con los números que marca la báscula y cortar relación con todo tipo de alimentos, lo primero que debes hacer es reflexionar sobre aquello que no has respetado durante la semana. En qué tentaciones no deberías haber caído, qué alimentos has añadido a tu dieta y no deberían estar…haz memoria y reflexiona sobre tu conducta. Teniéndolo claro, será más fácil eliminar los excesos y optar por lo sano.
Día depurativo. Ahora que ya sabes cuáles han sido tus errores, estás lista para empezar tu ritual depurativo. El primer día después de caer en la realidad, debes beber mucho líquido, preferentemente de 8 a 10 vasos de agua y consumir mucha fibra. La fruta fresca y las verduras también serán dos alimentos básicos en tu menú depurativo. Recuerda que es importante no saltarse ninguna comida para no llevarte a comer en exceso al final del día.
Prepara tu comida saludable. Comer fuera de casa puede convertirse en tu excusa perfecta para pasar de la dieta y optar por menús menos saludables. Para no caer en la tentación, los domingos prepara tus comidas de la semana. Elabora sopas de verduras, ensaladas de pasta o un arroz integral con verduras, son fáciles de conservar y te ayudarán a mantener tu figura. Date el capricho con el café.
Haz algo de ejercicio. Si no te gusta el deporte y nunca le has dedicado algo de tu tiempo libre a hacer ejercicio, el domingo no conseguirás correr una maratón pero sí podrás mentalizarte y mirar aquellos ejercicios que podrías empezar a practicar a partir de mañana. Existen tutoriales en Internet que te explican como ejercitarte sin moverte de casa.
Deshazte de tus tentaciones. Si durante la semana no te has portado como debías, es porque tu lista de la compra tampoco ha sido la adecuada. Revisa los armarios, la nevera y elimina todos aquellos alimentos que puedan suponer un reto a tu dieta. No los tires, dáselos a alguien que los necesite.

Los kilos de más a final de semana no tienen porque suponer un problema si pones en práctica nuestros 5 trucos. Recuerda, ¡los domingos son de reflexión!