El desarrollo de la ciencia y la tecnología ha ayudado a la humanidad en muchos aspectos de la vida, sin embargo, algunas veces este beneficio puede venir acompañado de consecuencias sobre nuestra propia salud. Pasar mucho tiempo revisando el móvil —u otros dispositivos como tablets, portátiles y consolas de videojuegos— también puede estar afectando tu salud y causándote dolor. Hay un nuevo síndrome que está afectando a mucha gente en todo el mundo. El "text neck" o "cuello de texto" es un trastorno típico del siglo XXI, provocado por inclinar la cabeza demasiado hacia adelante para ver vídeos, escribir mensajes o jugar en dispositivos móviles.

El "cuello de texto" (text neck) es un término acuñado por el Dr. Dean Fishman para describir el dolor del cuello, cabeza y hombros causado por la posición hacia delante y hacia abajo de estas partes de nuestro cuerpo y que ejercen una fuerte presión sobre la columna vertebral, se encuentra asociado en la mayoría de los casos por pasar mucho tiempo revisando en mano el móvil o cualquier otro dispositivo.

 

Efectos del "cuello de texto"

Los malas prácticas respecto al uso de la tecnología han permitido que se originen padecimientos como el "cuello de texto" en sociedades donde los padres prefieren dar una tablet a su hijo para que se entretenga antes que salir al parque a jugar con él. Los jóvenes en muchos casos tienen más vida "digital" que vida real. Por ello, aunque cualquiera es propenso a sufrir "cuello de texto", este padecimiento se está convirtiendo en una epidemia entre la población de los países más desarrollados, afectando principalmente a niños y jóvenes.

Numerosos estudios han demostrado que los efectos que puede causar este padecimiento a nuestra salud son graves. Esta postura antinatural puede llegar a alterar la curvatura original de la columna vertebral de nuestro cuerpo, evitando que podamos corregirla en los peores casos.

Entre los efectos más comunes se encuentran:

-  Fuertes dolores del cuello, de hombros y cefaleas a causa de la tensión muscular prolongada.
-  Alteraciones de la columna vertebral debido a la postura de la cabeza inclinada hacia delante, que puede afectar a la línea natural de la columna vertebral causando la desalineación de la misma, incluso llegando a provocar hernias de disco o compresión de los nervios de la columna.
-  Deformación de la curva natural del cuello, que puede provocar artritis a una edad temprana.

También se puede generar una disfunción respiratoria debido al dolor crónico que los pacientes experimental alrededor del cuello con pérdida de capacidad vital de los pulmones, así como afectar al sistema digestivo por una postura incorrecta del cuerpo provocando problemas de evacuación.

 

Recomendaciones

Para prevenir o reducir estos síntomas, es necesario mantener el dispositivo móvil al nivel de los ojos y la cabeza en una posición neutral. Es decir: subir el teléfono más de lo habitual. También es aconsejable realizar ejercicios a lo largo del día, movilizando y estirando bien todo el cuerpo, pero sobre todo trabajar la tonicidad de los músculos de los brazos y de la espalda para que el cuello se relaje.

Recuerda administrar adecuadamente el tiempo que pasas con tu teléfono o tablet para evitar sufrir algún padecimiento futuro, pues no hay nada más importante que el cuidado de tu propia salud. Lo ideal es pasar el menor tiempo posible con el móvil, pero si tu adicción no te lo permite, puedes buscar algunas aplicaciones que te indicarán el momento preciso para tomarte un descanso o una rutina de ejercicios para realizar.